Ve También
prev next

"Vuelve temprano" debutó cargada al llanto y liderando en sintonía

Tras una alocada noche de mucho alcohol y drogas, Ignacio Goycolea (Matías Assler), el hijo de 23 años de una acomodada familia santiaguina, termina estrellando su auto en el Cajón del Maipo y muriendo en el accidente.

Es el punto de partida de la nueva nocturna que TVN estrenó este lunes en lo que es su regreso al género del thriller tras producciones como "Alguien te mira", "Dónde está Elisa" y "El laberinto de Alicia".

Luego de ese arranque a 100 por hora, la teleserie contó lo sucedido en las horas anteriores, cuando Ignacio volvió de sus vacaciones en Montañita y fue recibido por su familia con un asado. Pero a la noche el carrete de bienvenida con sus amigos del alma y compañeros de universidad, Pablo (Jorge Arecheta) y Gabriel (Pedro Campos), fue muy distinto, y terminó con el joven desapareciendo de la vista de todos y muriendo en ese barranco, por motivos poco claros.

Y es por esa necesidad de dar el golpe emocional que el primer capítulo de la teleserie más que de misterio fue de emoción y llanto, con una Amparo Noguera luciéndose en el rol de Clara, la sagaz periodista y mujer ancla que no se inmuta cuando recibe amenazas de muerte por investigar una turbia red de narcotráfico, pero que se derrumba por completo cuando en pleno noticiario reconoce en el chico fallecido en un accidente de tránsito a su propio hijo, y la culpa la carcome por no haber adivinado que la tragedía se cernía sobre la cabeza de su único hijo hombre.

Luego de eso, la teleserie escrita por Daniela Castagno apaciguó su ritmo mostrando cómo Clara, junto a su esposo abogado Santiago (Francisco Reyes), pasa por los procesos burocráticos normales: reconocer el cadáver, ir al Servicio Médico Legal, llorar con sus seres queridos.

Recién al final la nocturna tomó el rumbo del thriller cuando el comisario asignado al caso, Antonio Fuenzalida (Francisco Melo), interrumpió el servicio fúnebre de Ignacio para anunciar que, según las pruebas forenses, lo suyo no fue un accidente, sino un asesinato.

Es ahí donde se implantará la duda en la familia del malogrado universitario, pues hay varios lados por donde se puede investigar el oscuro y desconocido pasado de Ignacio: sus problemas con drogas, las infidelidades a su polola (Constanza Contreras) y sus conflictos con su amigo Gabriel, quien está lleno de culpa por haber embarazado a su hermana Isidora (Josefina Fiebelkorn).

En su primer episodio la nueva apuesta de TVN marcó un rating promedio de 22 puntos durante su emisión, entre las 23.04 horas y las 23.59, con un peak de 25 unidades. En ese mismo horario Canal 13 marcó 15 puntos, Mega 6 y CHV 8.