Ve También
prev next

Modelo se opera más de 350 veces y ahora no puede sonreír

Su primer procedimiento fue a los 17 años y no ha parado. A sus 34 Alicia Douvall se ha sometido a 71 operaciones y se ha realizado hasta 330 tratamientos para estar "perfecta".

 
   

 

Imagen foto_00000001
Reproducción Daily Mail

La modelo británica Alicia Douvall se hizo mundialmente conocida por las múltiples intervenciones estéticas que se ha hecho a lo largo de su vida: Se ha sometido a 71 operaciones y se ha realizado hasta 330 tratamientos para estar "perfecta", tales como la inyección de botox, rinoplastia, aumento de senos y hasta el acortamiento del dedo del pie. Hoy, arrepentida de los excesos, confiesa que su mayor dolor es no poder sonreírle a su bebé.

Su primer procedimiento fue a los 17 años y no ha parado. A sus 34, Douvall, quien en realidad se llama Sarah Howes, es  adicta las cirugías y sufre por no poder llevar una vida normal con su hija Papaya, nacida en 2011.

Pese a que tiempo atrás afirmó que no volvería a entrar al pabellón por asuntos estéticos, se le vio con vendas y ensangrentada por la calle, tal como si se recuperara de una operación.

Resulta que Dovall, se acaba de retirar dos implantes faciales de un procedimiento correctivo que espera, salvará su aspecto y le regresará su capacidad de sonreír.

La modelo explicó al diario inglés The Sun que la operación consistió en la fractura de su mandíbula, nariz y la mutilación de parte de sus orejas, y admitió estar dispuesta a todo para poder sonreírle a su hija.

Ahora, tras su traumática experiencia Alicia Douvall, insta a las mujeres a evitar la cirugía plástica. "Imagina la celebración del cumpleaños de tu hija y no ser capaz de sonreír. He sido tan egoísta. Ahora mi sueño es que Papaya un día pueda ver una sonrisa de su mamá", agregó.