Ve También
prev next

"Kel" Calderón promete mostrar más piel en su nuevo videoclip

"Al principio era un poco 'cartucha', pero siempre he sido defensora del insinuar en vez de mostrar", dijo la hija de Raquel Argandoña.

 
   

 

Imagen foto_00000001
Ricardo Ramírez/Publimetro

Revisa la galería de fotos exclusiva para Publimetro aquí

Tiene sólo 22 años, pero parece que llevara una vida en la televisión. Y es una impresión lógica tras haberla visto desde niña junto a su madre, aunque su carrera empezó sólo hace cinco años, en "Karkú".

Pero Raquel Calderón dice no ser la misma persona que hasta hace poco era portada de diarios por su conflictiva relación con Pablo Schilling.

"Estoy en un momento de mi vida en que estoy full relajada y contenta. Estoy conforme ahora", dice la joven.

Y ya no vemos tan seguido en los medios a la estudiante de cuarto año de Derecho, quien tras el fracaso del docurreality "Las Argandoña" dice haber terminado hastiada.

"'Las Argandoña' fue un desastre, fue complicado. Quedé saturadísima, sentía que me estaba volviendo un poco loca, así que opté por salirme un poco, y eso me ha hecho muy bien. Siempre he sido de la idea de que hay que estar y dejar de estar, para no aburrir", afirma.

Es por eso que la ex conductora de "CQC" dice no estar interesada en la televisión por ahora. "Me gusta, pero no sé si hay un espacio en que me guste estar ahora. Los programas juveniles desaparecieron, soy muy polvorita para un reality y la farándula me gusta para verla. Si no dejé mis estudios cuando pude hacerlo es porque la televisión es un medio súper ingrato", confiesa.

Por eso en estos momentos se encuentra concentrada en la música. Y tras el lanzamiento de la canción "Walk away", ahora se viene un segundo single, "Mine", que mostrará una faceta diferente de "Kel".

"Ahora estamos trabajando con Neven Ilic y estamos felices. Tuve una experiencia musical anterior, pero siento que era muy chica, no sabía lo que quería, decidían por mí. Y trabajando con un sello una es la que menos tiene que decir", cuenta.

Algo que tiene claro es que no piensa lanzar un disco. "Siento que eso es algo súper romántico, pero no es un buen negocio. Ahora los artistas ganan más por conciertos en vivo que por discos", dice, y agrega que, a diferencia de "Me creo punky", ahora se asume totalmente pop.

"Es pop un poco más electrónico, siempre mirando los sonidos de afuera. Cuando intenté venderme de otra cosa no me resultó, entonces me gusta el pop. No tengo prejuicios con eso, aunque el rock sea más cool", señala.

El videoclip del nuevo tema lo grabará el 4 y 5 de noviembre, y espera mostrar sorpresas que nunca antes se ha atrevido a mostrar. Como su cuerpo, por ejemplo.

"He tenido un proceso súper exponencial. Al principio era un poco 'cartucha', pero siempre he sido defensora del insinuar en vez de mostrar. Prefiero que en un desnudo no se vea todo, es mucho más sexy así. Alcancé una edad donde puedo darme el lujo de hacer otras cosas, y queremos empujar un poco más el límite", dice, y agrega que no tiene motivos ahora para frenarse.

"Me siento cómoda con mi cuerpo, estoy recién terminando una relación de pareja y me puedo tomar ciertas libertades", dice.

A eso se suman proyectos que no puede contar pero que la tienen entusiasmada. "Tengo un par de proyectos muy entretenidos en teatro. A la actuación la he dejado un poco botada", dice.

Fracisco Ormazábal/Publimetro

Paola Zalaquett/Producción