Ve También
prev next

Camila regresa reinventado y agresivo con "Elypse"

Se hicieron famosos hace unos ocho años en Sudamérica con canciones como "Todo cambió", "Mientes" y "Aléjate de mí", que les forjaron una fama de banda romántica, light e inofensiva.

Pocos sabían que una intensa crisis amenazaría con destruir a la banda mexicana Camila. "En 2011, el último año de gira con el disco 'Déjate de amar' (2010), de repente no se me ocurrió ni una idea", cuenta Mario Domm, pianista y habitual compositor de los temas de la banda. "Me di cuenta de que había apagado el switch de compositor-cantante para prender el de empresario musical y dejar de lado toda la parte creativa".

El segundo golpe vino cuando, al terminar esa gira, el vocalista principal Samo anunció que se retiraba de la banda. "Cuando se fue nos sacudió porque nos sacó de los planes que teníamos", cuenta Pablo Hurtado, guitarrista de la banda, añadiendo que fue en ese momento que pensaron en ponerle fin a Camila.

"Nos dimos cuenta de que se estaban reacomodando las cosas y tuvimos que decidir si volver o no como dúo. Por suerte somos optimistas y de a poco empezaron a surgir ideas que de nuevo nos causaban escalofríos, así que decidimos seguir".

"Fuimos una banda obligada a evolucionar y ahora lo vemos con agradecimiento, porque a veces las caídas llevan cambios hacia lugares mejores. Este silencio me ayudó a volver a poner los pies en la tierra", concluye Domm.

El resultado de todo este proceso es su tercer disco, "Elypse", un intento consciente de la banda por no caer en la obviedad ni repetirse. "Es un disco introspectivo, más maduro, el menos light que hemos hecho hasta ahora. Tiene una carga experimental fuerte, con mucha honestidad y que muestra que no queremos quedarnos en el confort aunque conservamos la esencia de Camila", cuenta Hurtado.

El desafío, según Domm, era lograr conjugar el mundo del piano, bajo y guitarra que los caracteriza con la música electrónica y la orquestal y cinematográfica, en canciones que sigan siendo simples, de frases directas, que lleguen al corazón. El resultado es un disco más agresivo en sus instrumentos, como la guitarra de Pablo en su primer single "Decidiste dejarme" y la electrónica en "Adicto al dolor", además de la letra sociopolítica de "Lágrimas".

"Estamos recién entendiendo este nuevo estilo, tal vez si a la gente no le gusta diremos que es una mierda. Lo importante es que nos gusta proponer algo distinto, no quedarnos estáticos. Incluso pensamos en cambiar de nombre, pero nos dimos cuenta de que la esencia sigue siendo la misma, las canciones vienen de la misma fuente", explica Pablo.

Un detalle importante es el toque orquestal de música de cine que impregna a seis de las 12 canciones del disco. Para ello acudieron a Roque Baños, compositor español habitual en soundtracks de películas de terror. "A Roque lo conocí cuando estaba en un cine con mi chica viendo 'Evil Dead', porque me encanta el terror, y la música me gustó mucho, así que le dije a ella que la persona que musicalizó esta película va a orquestar mi próximo disco. Ella se rió pero a los tres días estábamos con Roque cantándoles las canciones", cuenta Mario sobre la primera incursión de Baños en el pop

Este año empiezan con su gira mundial para promocionar el disco. y dicen que les encantaría regresar a Chile, donde cantaron en 2012 en el Festival de Viña. "Nos encantaría volver a Viña en febrero, es un timing perfecto para nosotros porque tendremos un tercer single en ese entonces", dicen.

Francisco Ormazábal / Publimetro